Las gotas de agua son bailarinas,
que el traje sueltan para danzar,
cuando las nubes, allí en los cielos,
abren los ojos para llorar.

Cantan y bailan alegremente
repiqueteando en el tejar,
golpean los vidrios, rien y gritan
y antes que el agua vaya a cesar,
las gotas juntas se dan la mano
y besan el campo para bailar.

Mirián Alvárez Brenes

Feliz descanso y mucho ánimo.