Guiada por la luz
que inmortaliza,
desandaré mi noche
y mi ceniza,
por el camino
que una vez perdí.

Hasta volver a ser,
en este mundo
devuelta al corazón
en un segundo,
el fuego que soñé,
la luz que fui.

Feliz descanso y mucho ánimo.