Noche cálida y serena…
la música y yo,
nos envolvemos mutuamente.

Ella dentro de mí…
yo dentro de ella.

Unas notas del piano
y empieza la danza.

Mi corazón baila
al ritmo de la suave canción,
mi alma baja y se eleva
con el arco sobre las cuerdas.

Feliz decanos y mucho ánimo.