Que tu cuerpo,
flexible y volátil,
dibuje piruetas
virtuoso y hábil.

Tan sutil y etéreo
era el viento suave,
que la bailarina
lo volvía baile.

Feliz descanso y mucho ánimo.