Sabía que volvería a pasar,
que la luna esperaría al sol,
para volverlo a besar…
no sé, quién me lo dijo,
pero lo sabía…
que volvería a pasar.

Dos astros enamorados,
con la misma intensidad,
recuerdan a los Dioses,
lo vivido en la eternidad.

Dos astros se han besado,
animando al mundo,
que hagan igual…
dos astros enamorados,
que se esperan en el universo,
para amarse en libertad.

Feliz descanso y mucho ánimo.