Por ahora trataré,
en vano, de reconciliar el sueño,
olvidaré que el insomnio
de mis noches ya es dueño.

Mañana ocultaré
con lo que pueda,
mis profundas ojeras pintaré,
una sonrisa en mi cara
y haré…haré lo que quieras.

Feliz descanso.