Te daré la luna,
la que alumbra,
desnuda y perfecta,
aunque robe del sol su reflejo,
para poder curiosa
y celosa desde el cielo,
vernos bailar,
la danza del amor.

Feliz descanso y mucho ánimo.