Quítame los zapatos,
y andaré descalza.

Quítame la silla
y me sentaré en el suelo.

No me dejes sentarme
y caminaré sin descanso.

Quítame horizontes
y los buscaré sin parar.

Quítame las alas
y volaré en sueños.

Pero la alegría…no…
¡ La alegría es sólo mía !

Feliz descanso y mucho ánimo.