La ciudad sin rostro,
no hay alma por las calles,
todo es materia andante,
sin esencia , ni presencia,
no hay expresión.

En las avenidas,
sólo miedo y temor,
dispositivos sin brillo ,
máscara que oculta,
lo bello , lo tierno,
lo malo y lo feo,
del cuerpo , que no
comunica , no emociona,
fantasmas que vagan por
la ciudad.

Feliz descanso y mucho ánimo.