Mamá.
Yo quiero ser de plata.

Hijo,
tendrás mucho frío.

Mamá.
Yo quiero ser de agua.

Hijo,
tendrás mucho frío.

Mamá.
Bórdame en tu almohada.

¡ Eso sí !
¡ Ahora mismo !

F. García Lorca

Feliz descanso y mucho ánimo.