Deja que termine la noche,
observa las estrellas
y verás cómo has cambiado.

Momentos que has estado alegre,
habiendo sumado deseos.

Lucha por tus sueños,
permítete gritar alto,
claro y limpio,
porque es tu obligación y deber.

Feliz descanso y mucho ánimo.