Por que odiar mi soledad,
si es mi única compañía,
es la única que me entiende,
es con quien puedo ser yo misma.

Sin miedo del que dirán los demás,
a veces intento mostrarme al mundo,
pero me es imposible.,
pues soy invisible.

Ante los ojos de ellos,
estoy hundida en el olvido,
aletargada en el tiempo,
y quizás esta sea,
mi mas dulce alegría.