Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue,
si pierdes el camino,
tu amistad eterna,
te guía y te alegra.

Tu amistad eterna,
te lleva de la mano
y te dice que todo,
va a salir bien.

Si tú encuentras,
tal amistad,
te sientes feliz
y lleno de gozo,
porque no tienes nada,
de qué preocuparte.

Neruda