Yo no soy esa
que tu te imaginas,
una señorita tranquila y sencilla,
que un día abandonas
y siempre perdona,
esa niña si..no..
esa no soy yo.

Yo no soy esa
que tu te creías,
la paloma blanca,
que le baila al agua,
que ríe por nada,
diciendo si a todo
esa niña si..no..
esa no soy yo.

Mari Trini