Vive como una exclamación,
no como una explicación.

La persona que siempre busca errores,
difícilmente encuentra otra cosa.