Mientras danzáis,
niñas cantad: «Ya están
los prados verdes,
ya vino abril galán.»

A la orilla del río,
por el negro encinar,
sus abarcas de plata
hemos visto brillar.

Antonio Machado