Existe el amanecer,
así como también,
existe el anoche,
y en algún punto intermedio,
entre ambos,
se encuentra la tarde.

Os deseo la mejor de las tardes,
una en la que puedas compaginar,
ambos espíritus.