Mi corazón es ESPAÑOL y no vendrá ningún payaso a decirme, que idioma tengo que hablar.
Mi idioma es la base de mi IDENTIDAD y no me la quitarán.
Estoy segura, que España saldrá adelante, pese a sus enemigos.
Estoy cansada de tanta sabandija radical.

Mucho ánimo.