Como el infinito,
como el raíl,
que nunca acaba,
como paralelos,
que nunca enganchan.

Así mi amor
así mi alma.

Mari Trini