La vida a veces duele,
a veces cansa,
a veces hiere.

No es perfecta,
no es coherente,
no es fácil,
no es eterna,
pero a pesar de todo…
merece la pena vivírla.

Mucho ánimo.