No dejes que termine el día,
sin haber crecido un poco,
sin haber sido un poco más feliz,
sin haber alimentado tus sueños.

No te dejes vencer por el desaliento,
no permitas que nadie
te quite el derecho de
expresarte que es casi un deber.

No abandones tus ansias,
de hacer de tu vida
algo extraordinario…

Mario Benedetti

Mucho ánimo.