¡ Ay ! mi querida y radiante Murcia,
con el tiempo dejaste mil historias,
tan grandes son tus nobles memorias
que, quien quiera ignorarte se engaña.

Hoy has vencido al socialcomunista,
Estoy muy orgullosa de sus gladiadores.

Mucho ánimo.

Foto: La catedral de Murcia.