Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista.

Mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,
¡ Habrá poesía !

G.A. Bécquer

Mucho ánimo.