Deja que la vida,
vaya fluyendo,
y no te aferres,
a nada ni a nadie.

Todo tiene su momento,
en nuestras vidas
Y también,
tiene un por qué.

Mucho ánimo