Ahora se que es
mi alma la que inquieta
mis latidos,
la que apresura
mi aliento;
la que enrojese
mis mejillas.

Es ella la que agrada
mis sentidos
y la que enamora
mis sentimientos.

Feliz tarde y mucho ánimo.