Una a veces da por supuesto,
muchas cosas que no di,
acompañar los sentimientos con la palabra,
es tan importante para quien lo dice,
como para quien lo escucha.

Pero no deberíamos pedirlas,
bastaría con oírla,
y quedarán para siempre con nosotros,
palabras que no atan,
solo rellenan los huecos del amor.

Feliz tarde y mucho ánimo.