Me cansé de atreverme,
de arriesgarme,
me cansé de vivir el momento,
de errar el camino.

De caerme al caminar,
de levantarme muchas veces,
de permitir opiniones ajenas,
me cansé de vivir enojada.

Por esto, decidí vivir mi vida
a mi manera.

Vivir lo que nadie vivirá por mí,
no renunciar a ser como quiero,
¡ Libre ! sin traumas, sin ataduras,
sin remordimientos ni resignación.

¡ Ya que en la hora final
nadie morirá por mí !.

Feliz tarde y mucho ánimo.