Aprendí a quererme,
a apreciarme más,
a valorarme como persona,
a ser comprensible,
a entender la penas,
y el dolor ajeno.

Y así pasará la vida,
y el tiempo será pasado
en su transcurrir etéreo,
y yo viviré mi presente.

Feliz tarde y mucho ánimo.