La mejor manera
para no perder
la brújula durante el camino,
es asegurarnos
de ser nosotros mismos,
e intentar superarnos cada día,
sacando nuestra mejor versión.

Nunca pierdas tu camino,
porque en los largos caminos
se conocen
los buenos amigos.

Feliz tarde y mucho ánimo.