Hoy es una tarde lluviosa,
quiero caminar debajo de ella
y lavar mis heridas.

Caminar tranquila bañada
por esta dulce briza,
sin miedos, sin ira,
tranquila y sin prisa.

Hoy es una tarde lluviosa,
y no me queda más
que dar las Gracias
por este gran regalo,
que la Madre Naturaleza nos da.

Feliz tarde y mucho ánimo.