Hay un hondo misterio
en tu sonoro
y ardiente corazón,
guitarra mía,
gozas pensando
y hay en tu alegría
transportes de pasión,
gotas de llanto.

Feliz tarde y mucho ánimo.