Ay, mi soledad tardía
viniste cuando se fue,
lloré porque no podía
hallarte, soledad mía,
y lloro porque te hallé…

Feliz tarde y mucho ánimo.