Llama que por morir más pronto se levanta,
flotas entre las brasas de la danza,
y te arranca de ti,
al iniciar un salto tan esbelto,
que el sitio en que bailabas,
se queda sin atmósfera.

Feliz tarde y mucho ánimo.