Vueltas, vueltas da sin parar,
baila, baila sin cesar
con el ritmo de la música,
salta, salta sin cesar..

Aun que los pies te duelan,
y eso te haga llorar,
mientras saltas y bailas sin parar,
sin darte cuenta la música
ya está por terminar,
y luego podrás descansar.

Feliz tarde y mucho ánimo.