Mi ciudad es tan caliente
que a veces uso de treta
inspirarme cual poetisa
con el calor como fuente,

Así repentinamente
evitando el desagrado
aparto el calor a un lado
mientras la ciudad entera
casi se nos incinera
cercana a cuarenta grados.

Feliz tarde y mucho ánimo.