A ti conciencia,
te puedo ver en lo injusto,
en lo puro,
en los grandes muros
y de los cuales no me asusto.

Porque cuando existe el hombre,
en su conciencia
habita lo bueno
y lo malo.

Déjame actuar
como quiero
y siempre pensar
que muchas veces
no es necesario,
actuar con un palo.

Feliz tarde y mucho ánimo.