Volvió la vida a latir,
volvió el alma a delirar,
volvió el ardor de sentir,
y el infierno de vivir
y el paraíso de amar.

José Zorrilla

Feliz tarde y mucho ánimo.