Buenas tardes:

¡ Ay ! mi querida y radiante España,
con el tiempo dejaste mil historias,
tan grandes son tus nobles memorias
que, quien quiera ignorarte se engaña.

Mucho ánimo y paciencia.