Buenas tardes:

LA VERDAD

El viento, durante un descanso, le preguntó a un anciano:

―¿Qué es la verdad?

Y El Anciano, que era muy hablador, le susurró al viento:

―No conozco nada más irónico y bipolar que la verdad. Ese
cuchillo que es al mismo tiempo de plástico y de metal; sujetado por
los pensamientos; cuyo mango es la garganta y cuyo filo es la lengua.

Un arma blanca que hace sangrar al corazón; que hiere al orgullo y que
hace cuestionarse a la razón su propia razón. La verdad es una
puñalada que nos hace libres, pero a veces la libertad nos apuñala por
la espalda.

Querido viento, no conozco nada que sea al mismo tiempo
tan placentero y dañino como lo es la verdad. Querido viento, ve y dile
a la humanidad la verdad.

―¿Qué verdad? ―indagó el viento con curiosidad.
―Que ya no sabe amar.

César Brando

Mucho ánimo