Buenas tardes:

En ocasiones la brisa,
de los verdes olmos,
pasa y se estrella,
en las dulces ramas,
en el fondo del alma,
que la reclama.

¡ Es un remedio,
para todos los males !

Mucho ánimo.