Buenas tardes:

Ninguna persona es una isla,
la muerte de cualquiera,
me empequeñece,
porque me encuentro unida,
a toda la humanidad.

Por eso, nunca preguntes,
por quién doblan las campanas…
doblan por ti.

John Donne

Mucho ánimo