Buenas tardes:

Bailarina, bella con porte elegante,
hermosa siempre a lo natural,
viva y de inocencia gigante,
danza con su reinado angelical.

Te rodean querubines
con su manto de satén,
mensajeros celestiales,
que dibujan tu danza con rojo carmín.

Mucho ánimo.