Buenas tardes:

ODIO TU BRILLO

Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga. Cuando estaba a punto de comerla, ésta le dijo: «¿ Puedo hacerte una pregunta ?».

La serpiente respondió «En realidad nunca contesto preguntas de mis víctimas, pero por ser tú te lo voy a permitir».
Entonces la luciérnaga preguntó: «¿ Yo te hice algo ?», » No » respondió la serpiente. » ¿ Pertenezco a tu cadena alimenticia ?» preguntó la luciérnaga.,

» No » volvió a responder la serpiente. » Entonces, ¿ por qué me quieres comer ?» inquirió el insecto.

» Porque no soporto verte brillar «, respondió la serpiente.

Mucho ánimo.