Buenas tardes:

Mi nombre es amor y no tengo sexo, edad ni raza,
nadie pudo jamás verme, ni oírme, ni tocarme.

Y sin embargo, todos saben, que existo porque alguna vez sintieron mi presencia,
nací con el hombre y aún ya fui antes, porque el hombre mismo fue producto del amor, osea de mi mismo.

Habito en el corazón de las personas y comparto mi hogar con otros sentimientos, como la alegría, la tristeza, la ira y el odio.

No tengo brazos y sin embargo soy tan fuerte, que muchos dieron la vida en mi nombre,
no tengo piernas, más sin embargo, puedo unir continentes, sin mediar distancias,
nunca tuve ojos, ¿ para qué los quiero ?, si solo me interesa la belleza interior,
no tengo boca y a pesar de ello, los más grandes poetas, crearon los versos más hermosos, que pronuncian por culpa mía, no tengo oídos, pero soy capaz de escuchar la voz del corazón.