Buenos días:

Podrás describirme en la historia,
con mentiras retorcidas,
podrás arrastrarme en la basura misma,
aun así, como el polvo, me levanto.
¿ te desconcierta mi insolencia ?

Dejando atrás noches de espanto y miedo,
me levanto.
En un nuevo día, asombrosamente claro,
Me levanto.

Feliz Sábado y mucho ánimo.