Buenos días:

Allá en mitad de la mar,
he encontrado mi camino,
y, por obra del azar
también encontré a un amigo.

¿ Quién tendrá el poder de hacer,
separar nuestros destinos,
quién el poder de saber,
si será siempre un amigo ?.

Hoy, en mitad del camino,
encontré una barca blanca,
y el amigo que encontré,
a bordo de ella esperaba.

» Tú siempre estarás conmigo,
no importa lo que haga o diga,
tú siempre serás mi amigo,
decida lo que decida «.

Feliz Martes.