Buenos días:

Se va de ti mi cuerpo gota a gota,
se va mi cara en un óleo sordo,
se van mis manos en azogue suelto;
se van mis pies en dos tiempos de polvo.

¡ Se te va todo, se nos va todo !

Se va mi voz, que te hacía campana
cerrada a cuanto no somos nosotros,
se van mis gestos que se devanaban,
en lanzaderas, debajo tus ojos,
y se te va la mirada que entrega,
cuando te mira, el enebro y el olmo.

Gabriela Mistral

Feliz Martes y mucho ánimo.