Buenos días:

Despierta…
que ya tus sueños
son la semilla y el
cantar de las alegrías
y en tus suspiros ya vuelan
los besos y las caricias,
que serán el firmamento,
de los nuevos días.

Que en tu aliento…
ya florecieron las gardenias y
el lirio de los valles
y las aves vendrán a tus labios,
a llevarse el néctar,
de tus encantos y las fragancias,
de los trigales.

Feliz Domingo y mucho ánimo.