Buenos días:

Cuando nuestras dos almas se alzan firmes,
cara a cara,
silenciosas, dibujando intimidades,
hasta que la extensión,
de nuestras alas se quiebra,
lacerando cada recodo,
quemando cada curva.

Entonces, ¿ qué amargura de la tierra,
puede apagarnos
sin que en el otro,
encontremos eterno consuelo ?.

Feliz semana