Buenos días:

Así como del fondo de la música
brota una nota,
que mientras vibra
crece y se adelgaza,
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio.

Otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes.

Y queremos gritar
y en la garganta,
se desvanece el grito:,
desembocamos al silencio,
en donde los silencios enmudecen.

Octavio Paz

Feliz fin semana.